quiere algo sostenible

Fullmetal Alchemist Brotherhood [Apreciaciones Generales I]

Publicado: 2009-08-13

Pareciera mentira que ya pasaron 19 semanas desde el estreno de Fullmetal Alchemist Brotherhood, segunda adaptación de la famosa historia creada por Hiromu Arakawa en el 2001. Ahora debemos precisar algunos puntos de lo acontecido hasta el episodio 14 [cuando acaba el primer arco de historia] en lo referente a esta versión "más apegada al manga"; producida por el estudio Bones.

FMA tiene hasta el momento 22 tomos recopilatorios publicados, cada uno con un promedio de 200 páginas y la historia podría acabar en el volumen en el tomo 24 o 25, en ese sentido hay bastante material. La ventaja de ello es que el estudio puede tomarse la libertad de adaptar lo primordial, prescindir de detalles poco relevantes y acomodar escenas según se crea conveniente. Sin embargo el caso de FMA es especial, debido a que existe una serie animada precedente que aún se mantiene fresca en la memoria del televidente y que en muchos detalles coincidiría con la nueva adaptación, de modo que los descartes según relevancia son más seguidos. ¿Es esto malo? ¿Acaso no rompe con la propuesta del estudio? ¿No que sería más fiel al manga? Ante esto cito al célebre Yoshiyuki Sadamoto, diseñador de personajes de la serie de TV Shin Seiki Evangelion, quien en una entrevista comenta que "por regla general, las adaptaciones de un medio a otro no pueden ser exactamente iguales" y eso, señores y señoras, es lo que vemos y seguiremos viendo en Fullmetal Alchemist.

Los primeros catorce episodios han prescindido de varias escenas del manga por 2 razones: 1) Cerrar la primera parte de la historia en la menor cantidad de capítulos posibles y 2) Evitar repetir aquellas escenas vistas en la primera animación y que no presentaran mucho problema al ser obviadas. Por ello, las situaciones de "La mina de Youswell" y "El asalto al tren" no son mostradas, a pesar de que presenten personajes que más adelante tendrían gran relevancia en el manga. ¿Solución? adaptar más, lo cual es un arma de doble filo, aunque los beneficios no son nada desalentadores. El pricipal logro de FMA Brotherhood es ser bastante episódica, no al nivel de Cowboy Bebop claro, pero sí en mayor medida que el anime anterior, ya que en cada transmisión es presentado un tema de locación distinta y conclusión propia a excepción de los episodios finales [13 y 14].

La historia ha mantenido un buen ritmo, la animación en mayor medida ha sido excelente, pero no podemos dejar pasar algunos defectos como el ya conocido error del capítulo 3, en el cual el automail de Edward es mágicamente cambiado del brazo derecho al izquierdo. El manejo del humor mantiene la escencia del manga, rompiendo algunas situaciones tensas y creando contraste, algo que no debería sorprendernos, ya que la animación anterior manejó esto de similar manera. Que sea bueno o malo depende mucho del observador, aquí es muy difícil decantarse objetivamente por alguna opción; el humor, así como el gusto y apreciación musical es de los asuntos que menos personas se ponen de acuerdo. En lo personal no tengo mayor queja, es más, me ha causado más risas que el anime anterior. Por el lado de la música, Akira Senju desarrolló muy buenas piezas sonoras para Brotherhood, muy a la altura de lo que FMA significa para todos. Sin embargo le falta variedad, por muy bueno que el soundtrack sea es claramente notorio que faltan más piezas sonoras.

Por el lado de los personajes, si comparaos al Edward Elric de ambas adaptaciones animadas, el de la primera es más digerible y humano, ahora me cito a mi mismo:

"En el primer Anime se nos muestra cómo Edward Elric choca contra la dura realidad de ser alquimista nacional poco después de convertirse en uno, tanto por la muerte de Nina como al enfrentarse a Barry; un asesino en serie que pone en peligro la vida de su amiga Winry y a quien eventualmente toma como rehén. Las reacciones de Ed en torno a la decisión que toma es algo en que Hiromu Arakawa no expresa tan bien como Seiji Mizushima, director de la adaptación inicial. Según el manga, habían pasado 3 años desde que Edward era alquimista nacional, en dicho lapso muchas cosas suceden, en especial para un chico de 12 años que entra a un mundo de adultos. Sin importar qué tan talentoso sea ¿Es creíble que luego de tanto tiempo haya sentido la pegada por la elección de su camino? No."

En esta adaptación, Ed se mueve por sentimientos de culpabilidad y miedo aceptar el pecado de la transmutación humana, lo cual, paradójicamente el primer anime no tocó mucho y que da pié a la maduración del personaje, que como adulto debe aceptar sus errores y pagar por ellos.

Saludos


Escrito por


Publicado en

Cuarta Pared

Comics, Cine, Música, Videojuegos y demás Frikeadas.